Diseño de Tarjetas en Albacete

Nos encargamos de producir el diseño de la tarjeta de tu empresa con los mejores servicios profesionales para conseguir un acabado único y que te hará destacar por encima de los demás.

Diseño de Tarjetas

Creamos el diseño de tarjeta de tu empresa

Si bien en España no se exige la reverencia a la hora de intentar vender tu empresa, una tarjeta de presentación es un elemento básico a la hora de entrar en el mundo de los negocios. Esta puede resultar en una oportunidad única para poder dar una primera impresión  que un posible cliente o socio recuerde por encima de las demás.

Indiferentemente del sector en el que trabajes, las tarjetas siempre deberás tenerlas a mano para poder entregarlas como carta de presentación a cualquier posible cliente o profesionales de tu propio campo, creando así un networking propio que te permita crecer todavía más.

Elementos principales tarjeta de presentación

Hay diferentes elementos y referencias que tu tarjeta de presentación tendrá que presentar dentro de toda su información para que tenga todas las posibilidades de conseguir un mínimo de clientes u otros empresarios que crean en tu causa.

El nombre

Sí, es muy obvio, pero cabe recordarlo. Este es el dato más esencial de la tarjeta de presentación, e incluso algo tan básico según la fuente tipográfica utilizada o el color utilizado, puede ayudar a generar una primera impresión mucho más incisiva.

Opta siempre por el nombre completo, pues queda mucho más profesionales. En el caso de que tengas más de un nombre, emplea siempre por aquel con que eres más conocido. Siempre te queda poner solamente tu primer apellido, a no ser que tengas un apodo por el cual se te puede relacionar con tu marca.

Área de especialidad

La profesión a la cual te dedicas debe ser un dato muy importante de tu tarjeta de presentación. No obstante, no uses más de 5 palabras, y, sobre todo, sintetiza al máximo dicha información para no decir nada más de lo que sea imprescindible. Nunca incluyas dos o tres áreas de especialidad a la vez, puedes puede quedar pedante.

Correo electrónico

No emplees un correo electrónico personal, puede quedar poco profesional y no quieres mezclar vida privada con profesión. Crea un correo nuevo para poder recibir ahí cualquier mensaje que pueda generarse a partir de tu tarjeta de presentación u otros medios comunicativos que hayas promovido.

Por si esto fuera poco, cuando entregas tantas tarjetas de presentación, lo más normal es que, inclusive los receptores de ellas, no recuerden muy bien el contexto cuando se las fue entregadas.

Tu número de móvil

Disponer de un número de móvil que puedas utilizar para que te contacten es imprescindible para poder clasificar tus llamadas, tanto profesional como personalmente.

Aunque de entrada solo las entregues en España, deja siempre el código de tu país en caso de que pueda surgir la oportunidad de tener clientes internacionales. Aunque mucha gente no pone su teléfono, pues únicamente quiere ser contactado con email, deberás evaluar personalmente si te vale la pena o no ponerlo.

Un logotipo

Tu marca debe ser siempre la protagonista de tu tarjeta, pues, aunque sea de carácter cooperativo o personal, esta imagen debe estar siempre perfectamente nítida y clara, retirando toda duda posible.

La idea principal es que, con únicamente un vistazo, un posible cliente pueda saber quién eres y qué servicios o productos ofreces como empresa, completando cada matiz de tu tarjeta de presentación, lo cual puede concluir en el documento perfecto que acabe de solidificar el pack completo.

Una web oficial

En los tiempos que vivimos, toda web, marca o emprendedoría debe disfrutar de una página web oficial que reúna toda la información sobre tu empresa o marca, junto con un blog interno, catálogos de tus servicios o productos e incluso metodologías más modernas como un código QR.

Otras características adicionales

Una vez repasadas cada una de las más importantes características para crear una buena tarjeta de presentación para tu empresa, vamos a repasar dos más para dar la guinda final a un producto ya perfecto.

Para empezar, la forma de la tarjeta puede ser clave para incrementar su valor, pues, según la oferta que estás vendiendo, en el caso de que seas una marca creativa, puede ayudar a que te recuerden de manera mucho más fácil, pues lo único o diferente siempre será más valorado que lo vulgar.

El diseño de la tarjeta de presentación

Al final del día, una tarjeta de presentación no deja de ser el medio por excelencia para entender cómo tus clientes objetivos te pueden entender, contactar e interesar por los servicios o productos ofrecidos.

Aunque es cierto que las tarjetas de presentación son ton tan populares como hace un par o tres de décadas, todo provocado por los medios electrónicos modernos, estas continúan siendo una opción elegante y capaz de hacerte quedar muy bien en según qué contextos.

Contacta conmigo para comenzar a hacer realidad tus ideas

PONTE EN CONTACTO CONMIGO

“El éxito no te encuentra a ti, tienes que salir a buscarlo.”

Cuéntame que necesitas y me pondré en contacto contigo en menos de 24 horas